viernes, 3 de julio de 2009

Biocombustibles beneficio o maleficio?


El gobierno y RECOPE impulsan un proyecto, para mezclar las gasolinas que se venden en el país con biocombustibles, los cuales en teoría se van a producir en suelo nacional pero esto va a acarrear una serie de problemas, los cuales no sean tomado en consideración y que vienen a afectar bienes jurídicos fundamentales, en cuanto a la seguridad alimentaria, no solo protegidos por la constitución política artículos 50 y 51, si no también por tratados internacionales de derechos humanos y otros organismos como la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) Se estarían utilizando terrenos de cultivo que actualmente están en uso para la alimentación de los costarricenses; por otra parte, al ser mas rentable para los productores se destinaran nuevos terrenos para cultivo favoreciendo deforestación, con el consecuente daño ecológico que esto acarrea para sembrar estas materias primas, por lo que en vez de ser un beneficio para el ambiente lo va a golpear mas al haber mas tala y mas contaminación por la producción de estas materias, además el beneficio de hacer esto y según el mismo RECOPE, lo ha indicado, no se va a trasmitir en una rebaja de los combustibles, ya que los productos químicos que se utilizan para mezclar y fabricar estos biocombustibles, no se producen en el país y deben ser importados, sus precios son similares a los de los combustibles fósiles que actualmente se utilizan, por lo que el ahorro en la factura petrolera no se va a notar, si no simplemente se va a trasladar a otros productos manteniéndose el mismo gasto. Antes de que el gobierno ponga en marcha este proyecto se deben crear leyes que garanticen la seguridad alimentaría de la población costarricense muy especialmente de estas materias primas: maíz, cana de azúcar, palma africana, soya, y cualquier otro producto que pueda ser utilizado para fabricar biocombustibles y que pueda afectar no solo la balanza de precios, encareciendo aun mas la canasta básica y creando mas problemas de los que intenta resolver.
El uso de biocombustibles no ha demostrado ser efectivo tampoco para la reducción de gases invernadero, ya que estos también producen gases nocivos para el medio ambiente: “no existe regulación sobre los parámetros de la composición de la mezcla. Por ejemplo, no hay claridad acerca de los porcentajes de aromáticos y bencenos”1
Estas sustancias poseen elementos cancerígenos y que generan un daño en el medio ambiente”
Por lo que ha sido un plan que RECOPE ha manejado en total secretismo, sin dar información veraz sobre los resultados del plan piloto que se dio en Puntarenas y Guanacaste, considero antes de que se lleve acabo esta propuesta, deben ser manejadas por un organismo externo, que posea la capacidad técnica e independencia suficiente para concretar un estudio de esta magnitud, no solo de impacto ambiental, si no que también de impacto a la flotilla vehicular.
Al ser RECOPE, un monopolio protegido constitucionalmente, siendo el único distribuidor de combustibles a nivel nacional, este ente también debe dar diferentes opciones a los consumidores (articulo 46 de la Constitución política: “Los consumidores y usuarios tienen derecho a la protección de su salud, ambiente, seguridad e intereses económicos; a recibir información adecuada y veraz; a la libertad de elección, y a un trato equitativo” ) y no solo arbitrariamente ofrecer combustibles, para los cuales lo vehículos y la mayor parte del parque vehicular no esta diseñado para trabajar con ellos, exponiéndonos a daños de carácter patrimonial, por lo que mas bien junto con la oferta de estos biocombustibles, se debe seguir ofreciendo los combustibles regulares sin mezcla, ya que estas decisiones unilaterales, afectan a muchos costarricenses que utilizan los vehículos llámese nuevos o ya con algunos años de circular, en los cuales los mismos fabricantes no recomiendan el uso de estos biocombustibles o que la mezcla que RECOPE propone de 7% etanol y 93% combustible fósil tampoco es la recomendada, ya que esta debería ser mas baja, según distintos manuales del usuario de vehículos nuevos.

1-Según criterio de Rigoberto Blanco, director del Centro de Electroquímica y Energía Química (Celequ), de la Universidad de Costa Rica. Periódico La Nación: http://www.nacion.com/ln_ee/2008/octubre/20/pais1731997.html

1 comentario:

  1. ocupo que te comuniques conmigo

    hedicho at ticoblogger.com

    saludos

    ResponderEliminar